5 recetas elaboradas con chistorra

La chistorra es uno de los recursos gastronómicos más preciados de nuestra geografía; de eso no hay duda. Pero, ¿os habéis puesto a pensar en el porqué? ¡Fácil! Su polivalencia es enorme, haciendo que pueda adecuarse a cualquier tipo de plato sin perder un ápice. Sea frita, asada, al carbón o incluso cocida se desenvuelve como un dandi en medio de Milán. Y para demostrarlo vamos a echar un vistazo a preparaciones no habituales con las que cuaja de maravilla. ¿Buscáis nuevas ideas? Pues ojo a estas propuestas, os fascinarán.

Recetas elaboradas con chistorra

·      Chistorra con garbanzos

Con los garbanzos es típico mezclar chorizo curado, pero no tan habitual es hacer lo propio con la chistorra. Podréis hacerla directamente en la olla con las legumbres, repartiendo el sabor entre los garbanzos, o friéndola previamente y añadiéndola al final. Os recomiendo la primera idea.

·      Chistorra con espinacas

Sí, espinacas, no me equivocado. De hecho es una de las preparaciones más desconocidas y que más os fascinará. Siempre y cuando no tengáis problemas con las verduras, claro está.

La receta en cuestión es bien sencilla. Consiste en cocer a fuego lento las hojas troceadas de las espinacas con un poco de sal fina y escurrirlas cuando estén en su punto. Es importante que queden bien secas, por lo que se puede utilizar papel absorbente para sacar el agua.

A continuación ponedlas en una sartén sin aceite e id calentándolas hasta que queden doradas (que no quemadas). De manera simultánea tenéis que freír la chistorra (cortada en bloques de tres centímetros aproximadamente). Juntad ambos ingredientes en un plato, esparcid sal gorda y aceite de oliva crudo y ya. Ahora veréis de qué es capaz la Chistorra de Navarra.

·      Chistorra rebozada

No es un plato muy ligero que digamos, pero poco encontraréis sobre la faz del supermercado que sea más sabroso. Básicamente tendréis que untar los trozos de chistorra con huevo y harina de trigo, freír en una sartén al máximo de temperatura y andar removiendo con un utensilio de madera. Finalmente convendría que pasarais la chistorra por un papel de cocina antes de servir.

·      Chistorra con pulpo

¿Os gusta el pulpo? Os cuento: coged los tacos del tentáculo y hacedlos al estilo tradicional: asaditos, con su limoncito y, como no, su sal gorda. Cuando estén en su punto añadid unos trocitos de chistorra frita con algo de romero por encima. Os sorprenderá la mezcla.

·      Chistorra con gulas

¿Os gustan las gulas? Pues os comento que combinan de maravilla con la chistorra frita. Eso sí, que no os falte el diente de ajo picado en la mezcla y el toque de sal. Sin duda un plato rápido de hacer con el que convenceréis a propios y extraños.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.