chistorra-ecologica_list

Todo alimento que se precie de ser ecológico debe estar elaborado solo con materias primas naturales de excelente calidad.

Las chistorras de Navarra no son una excepción, y por eso en Embutidos Artesanos Juan Flores garantizamos un producto que responde a cualidades que las chistorras industriales no pueden llegar a igualar.

Existen varios elementos que distinguen a una chistorra ecológica, y a continuación te indicamos qué la hace tan preciada.

Los ingredientes empleados

La chistorra ecológica se elabora con ingredientes 100 % naturales. En Embutidos Artesanos Juan Flores escogemos solo carne de cerdo y tocino de la más alta calidad. Nuestra experiencia nos ha llevado a seleccionar las carnes de cerdo únicamente provenientes de ganaderos certificados.

Otro componente es la tripa natural. Al no ser de plástico, consumes la chistorra ecológica con confianza, puesto que se trata de un componente natural, tal como nuestros antecesores preparaban los embutidos siglos atrás.

Para condimentar la chistorra, nada como agregar especias naturales y cultivadas bajo estrictos parámetros biológicos. Así, tanto el pimentón, como el ajo y la pimienta provienen de cultivos que no han utilizado químicos, ni pesticidas. De esta forma, se obtiene un aliño capaz de emanar aromas frescos y que le confieren a la carne un color natural.

Color, gusto y aroma

Antes de consumir una chistorra ecológica podrás apreciar que ofrece una textura homogénea. Echando un vistazo, podrás comprobar que su color es rojizo, sin llegar a ser demasiado intenso, dado que la chistorra ecológica no contiene colorantes artificiales. Además, el nivel de secado, que oscila entre dos o tres días, es lo que le confiere su característico brillo, propio de la cantidad de agua que ha sido expulsada a través de ese proceso.

Al preparar las chistorras te darás cuenta de que las artesanales ecológicas emanan un aroma de carne fresca que es insuperable. Si las preparas utilizando una sartén, verás que no saltan tanto ni salpican demasiado, debido a que el proceso de secado se ha hecho siguiendo los estándares artesanales que garantizan el punto ideal de secado con una humedad relativa adecuada.

Y por último, no podemos dejar de mencionar su gusto. El paladar no engaña. El sabor de una chistorra ecológica corresponde a la justa proporción de carne magra de cerdo, con un 36 % de tocino y una balanceada proporción de especias. Además, en cada bocado comprobarás la ausencia de tendones.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.