images

¿Conoces el origen de la chistorra? Si disfrutas de esta delicia gastronómica que aprovecha las virtudes y sabor del cerdo, te viene bien conocer parte de su historia y las curiosidades que rodean a uno de los embutidos más famosos y tradicionales de España.

Hablar del origen de la chistorra o txistor es hablar de Navarra. Este rico embutido autóctono, de característico sabor y color rojizo, es una mezcla de habilidades artesanales e historia. El resultado es una receta única que gusta en todo el mundo como comida principal y como ingrediente de entradas y bocados.

Sabor que hace honor a su origen artesanal

Desde tiempos antiguos, la cría de cerdos permitió a muchas familias y urbes del territorio español y de la Comunidad Foral aprovisionarse de proteínas de calidad. Es aquí donde se ubica el origen de la chistorra.

La faena tradicional de aprovechar el cerdo es conocida en el territorio foral como “Matatxerri” o en lengua euskera “Txerri Ilketa”. Desde siempre, ha sido un pilar de la economía rural y familiar en el territorio de Navarra, históricamente vinculado con el origen de la chistorra.

¿Qué hace a la chistorra tan especial? Hay muchas razones. Entre ellas, su intenso sabor, la versatilidad para preparar muchos platos y la autenticidad de su receta que no pierde ese gusto artesanal.

La chistorra es una mezcla de carne de cerdo (panceta o lomo), finamente picada o cortada en trozos. Puede ser combinada con carne de vacuno, junto con tocino y grasa de cerdo. Pimientos, especias, ajo y sal completan esta receta típica.

Un producto ibérico con muchos andares

El origen de la chistorra hace honor a una de las frases más populares de la cultura ibérica: “del cerdo se aprovecha todo, hasta los andares”, lo que da cuenta del carácter viajero de este producto cárnico.

Fue una de las primeras comidas populares que podían llevarse con seguridad a todas partes. Junto con algo de pan y vino, las chistorras estaban siempre presentes en los viajes cortos o largos, de varios días o meses, a otras tierras.

En su fabricación intervienen muchos factores. Desde la receta personal hasta la calidad de los productos utilizados. Embutido en tripas naturales de cordero o en tripas artificiales, el origen de la chistorra incluye procesos de maduración o desecado variables, así como la opción del toque ahumado.

Resulta curioso que uno de sus ingredientes básicos, el pimiento, fue adicionado luego de las conquistas en América. Este llegó junto con la patata y el tomate, permitiendo obtener un polvo rojo que le da a la chistorra su color y sabor característico.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.