¿Qué características debe tener una buena chistorra?

Unas de las mejores opciones que no deben faltar en la mesa durante la comida son, definitivamente, las chistorras. Este alimento excelente destaca por su increíble sabor y enorme variedad de ingredientes que hacen prácticamente infinitas las posibilidades de creación para encantar a todo tipo de paladares exigentes. Este embutido es hecho en base a carne picada (generalmente de cerdo, aunque pueden existir distintas combinaciones) y diversos ingredientes adicionales capaces de añadir un sabor particular, tales como el ajo o el perejil. Sin embargo, es importante saber diferenciar la calidad de la Chistorra de Navarra en base a una serie de características especiales a tener en cuenta antes de realizar la compra.

El color y olor

El color de la Chistorra de Navarra suele y debe ser de una tonalidad rojiza. Este color es atribuido a la carne que, en condiciones normales, constituye la mayor parte de la composición de este embutido. Es importante tener en cuenta que, en algunas ocasiones, la presencia de un aspecto reluciente es indicativo de un uso exagerado de aditivos y colorantes baratos que algunas empresas adicionan para disminuir los costos de la producción. Adicionalmente, el olor debe ser fácilmente reconocible por cualquier persona. Al tratarse de un alimento rico en condimentos naturales, el olor suele ser perfectamente identificado, lo cual permite diferenciar una chistorra de buena calidad de otra hecha con materiales sintéticos, que disminuyen considerablemente la calidad del producto.

Medidas, superficie y textura

Son pocas las personas que prestan especial atención en las medidas de la Chistorra de Navarra. Cuando el producto se ha creado bajo los mejores estándares de seguridad y control de calidad, el aspecto suele ser estrecho (con una anchura que no suele superar los 2,5 centímetros) y un largo mayor de 40 centímetros, por regla general. La consistencia y textura también son aspectos claves a tomar en cuenta. Una variación especialmente agradable, la chistorra ecológica, se caracteriza por tener un acabado liso y compacto que destaca bastante y se ve potenciado por un aroma característico a adobo de pimentón. Lo que diferencia a este ejemplar de los demás es su composición, debido a que la carne, el pimentón y el ajo son completamente ecológicos. Sin duda alguna, las características físicas que definen a una buena chistorra son esencialmente fáciles de recordar y muy importantes para tener en cuenta a la hora de adquirir estos productos.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.