chistorra-a-la-cerveza

¿Estáis entre amigos y os apetece picar algo rico y con fundamento?¿Queréis algo diferente para la cena? Pues entonces en esta ocasión os vamos a mostrar cómo hacer una receta que de seguro gustará a propios y extraños: chistorra a la cerveza. ¿Y sabéis qué es lo mejor? ¡Que la preparación es bien rápida y sencilla! Adecuada para todo el mundo.

Chistorra a la cerveza: los ingredientes

Vamos a ver los ingredientes necesarios para tres personas:

  • 450 gramos de chistorra de Navarra
  • Aceite de Oliva Virgen Extra. Puede ser también de Navarra.
  • Un botellín de 33 cl de cerveza. Os recomendaría una cerveza con mucho carácter, pues la idea es que mantenga “ese toque” tras la preparación. Lo ideal sería una cerveza de trigo o incluso una negra.

Receta de la chistorra a la cerveza

¿Ya tenéis todo preparado? ¡Pues al lío!

  1. El primer paso consiste en dejar calentando la sartén con un chorrito de aceite que cubra el fondo. Mientras tanto id cortando la chistorra en taquitos.
  2. Una vez el aceite esté hirviendo –no antes– echad la chistorra. Tenéis que dejar que se vaya friendo por unos 7 u 8 minutos. Pero eso sí, mucho ojo con que no se queme, pues el resultado sería bien diferente. Así pues estad revolviendo la chistorra con una cuchara de madera.
  3. Una vez la chistorra ha cogido un tono tostado homogéneo es momento de añadir la cerveza. Procurad que todos los tacos de chistorra queden remojados y esperad unos 5 minutos más.
  4. ¡Ya está! La receta básica está terminada y no tendréis que hacer más que apagar el fuego y servir antes de que se enfríe.

Consejos varios para mejorar la receta

Hay varios trucos para que la receta de la chistorra a la cerveza quede mejor aún:

  • La chistorra de Navarra se elabora con pimienta de primera calidad, por lo que no se necesita especia alguna en la preparación. Pero como a muchos os encanta ese toque, un minuto antes de apagar el fuego podéis añadir un poco de pimentón por encima. Si es De la Vera ahumada mejor que mejor.
  • También sería útil que supierais que es preferible echar la cerveza sin haberla refrigerado antes, y la razón es sencilla: puede que penetre en el interior de la chistorra bajando la temperatura y evitando que termine de hacerse. Y sí, es algo que puede pasar; así que ojo.
  • El momento de la presentación también es importante, así que a la hora de seleccionar una bebida adecuada no optéis por la cerveza. ¿Por qué? Pues sencillamente porque acostumbraríais al paladar y no notaríais el toque de la cerveza de trigo. De ahí que lo recomendable sea agua o vino tinto, si es un crianza, reserva o gran reserva mejor.
  • Y finalmente un “truco” que a las madres de este país siempre les ha resultado muy útil: ponedle cariño. Seguro que así os queda más rico.
Write a comment:

*

Your email address will not be published.