tortilla-de-chistorra

La tortilla no solo tiene razón de ser con patatas, ya que hay productos de nuestra tierra que también combinan de maravilla con el huevo; siendo la chistorra uno de los ejemplos más claros. ¿Habéis probado en alguna ocasión una sabrosa tortilla de chistorra? Os sorprendería. Y no solo por su sabor, sino por la rapidez y sencillez con la que se puede preparar. Vamos a ver cómo hacerla en unos pocos pasos:

  • Primero de todo debéis haceros con una buena chistorra de Navarra. Tened en cuenta que en este tipo de recetas la calidad se nota, por lo que las chistorras de Juan Flores os quedarán de película. A fin de cuentas solo llevan la mejor carne del cerdo, sal, ajo y pimentón. Sin aditivos químicos.

También debéis haceros con unos buenos huevos (se nota si son de gallinas camperas), con aceite de oliva virgen extra (si es navarro bordaréis la receta) y con sal

  • Lo primero que se debe hacer es abrir cuatro huevos y batirlos en un cuenco durante 30 segundos (aprox.). ¿Ya? Pues añadid un poco de sal. Pero eso sí, sin pasaros, que se nota.
  • Ahora, por otra parte, echad un chorrito de aceite en una sartén con el fuego a máxima potencia y, mientras hierve, id cortando la chistorra en tacos de 2 o 3 cm. Cuando el aceite haya comenzado a hervir echad la chistorra e id removiendo para que se fría de manera homogénea.

Tened en cuenta que para una tortilla de cuatro huevos necesitaréis aproximadamente 500 gramos de chistorra (obviamente puede hacerse una tortilla más pequeña).

  • Una vez tengáis la chistorra frita sacadla de la sartén y mezcladla con el huevo batido. Removed durante unos segundos y poned la mezcla en la sartén. Que quede distribuida de manera homogénea.

Nota: cuando echéis la mezcla de huevo y chistorra en la tortilla procurad que el aceite no esté hirviendo. Podría quemar el huevo.

  • ¿Ya? Pues dejad que cuaje durante un par de minutos y voltead la tortilla. Para lo cual podéis valeros de un plato (tapáis la sartén con un plato llano, la volteáis colocando la tortilla en el plato y volvéis a ubicarla en la sartén -por el lado que no se ha hecho-). Esperáis otros dos minutos y ya, ¡la tortilla de chistorra ya está hecha! Fácil, ¿verdad?
Write a comment:

*

Your email address will not be published.