chistorra-de-navarra-y-sidra

Comienza la temporada de sidrerías, y que mejor momento del año para degustar la nueva sidra con un manjar de excepción: la chistorra de Navarra. ¿Sabías que estos dos productos tienen una tradición muy arraigada en España?

Tradición del “txotx”

Durante varios siglos la sidra ha tenido protagonismo en las mesas de los españoles. Esta bebida originaria del País Vasco apareció con la llegada del manzano en la zona. Existen varias teorías acerca de quiénes introdujeron esta delicia. Algunos creen que fueron los árabes, mientras que otros afirman que los vascos aprendieron el arte de su elaboración de los romanos.

Desde hace generaciones, el ritual del “txotx”(prueba de la nueva sidra) inicia en enero y culmina en mayo. Antaño las sidrerías abrían sus puertas a los comerciantes con el objetivo de realizar una cata privada. Así, los representantes de comercios gastronómicos podían elegir las sidras entre distintas “kupelas”.

Hoy, las sidrerías abren sus puertas para que cientos de comensales degusten el sabor de esta bebida junto a un aperitivo único: la chistorra de Navarra.

Perfecta unión de sabores y tradiciones

Te preguntarás por qué estos dos productos se sirven juntos. Pues bien, años atrás cuando los marranos se sacrificaban, se solían elaborar la chistorra de Navarra para aprovechar esta ocasión. Normalmente la actividad coincidía con la elaboración de la sidra en el norte de España.

De allí que año tras año se haya continuado fielmente con la tradición. Y como la cultura popular de nuestra tierra es sabia, y ambas delicias combinan perfectamente, es normal que hoy en día nos queramos dar un buen banquete con estos dos productos de excelente calidad.

Una receta fácil y sencilla con chistorra de Navarra

Puesto que la temporada de sidra ha comenzado, prepara algo que pueda agradar a tus invitados. Prueba la chistorra de Navarra con sidra. Verás que todos tus comensales apreciarán la elaboración, puesto que la sidra elimina parte de la grasa de la chistorra y le otorga un sabor ligeramente amargo, lo cual le sienta de maravilla.

Para preparar esta receta solo necesitas una chistorra de Navarra de doscientos gramos, y medio litro de sidra por cada dos porciones.

Pica la chistorra de Navarra en trozos de tres centímetros, colócalos en una cazuela de barro y cúbrelos con la sidra y una parte de agua. Deja cocer la preparación a fuego suave por quince minutos hasta que el alcohol se evapore, y sirve las chistorras en la misma cazuela. Acompaña este exquisito aperitivo con unas ruedas de pan.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.