croquetas-de-chistorra

Ahora que se va acercando el buen tiempo y las comidas familiares comienzan a ser el pan nuestro de cada día, así que ¿por qué no sorprender a los vuestros con unas magníficas croquetas de chistorra? ¡Son sencillas se hacer! Y sabrosas hasta decir basta. De hecho, si utilizáis auténtica chistorra de navarra como la de Juan Flores (y especialmente la ecológica) notaréis cómo vuestro estómago os lo agradece; más que nada porque son mucho más ligeras que las típicas que vienen congeladas.

Cómo se hacen las croquetas de chistorra

Pues bien, vamos a ver cómo podéis hacer las croquetas de chistorra sin mayor problema:

  • Antes de nada tenéis que trocear una cebolla pequeña en cachos diminutos. Mientras tanto id poniendo una sartén a calentar en el fuego (sin aceite). Cuando esté preparada añadid 120 gramos de mantequilla y dejad que se funda.
  • Cuando el taco de mantequilla se haya disuelto añadid la cebolla y bajad el fuego. Debéis ir removiendo la mezcla para que no se queme. Así durante un par de minutos. ¿Ya? Pues ahora echad 200 gramos de chistorra desmenuzada y dejad que se dore durante varios minutos (seguid removiendo).
  • En este punto básicamente tenéis que echar a la mezcla 120 gramos de harina, sal, pimienta (o las especias que más os gusten) y 1 litro de leche entera. Seguid removiendo durante un minuto y pasad toda la mezcla por una trituradora (si queréis notar los cachitos de la chistorra de Navarra saltaros la molienda). ¿Ya? Pues volved a la sartén y seguid dándole vueltas a medio fuego hasta que consigáis una masa espesa y homogénea.
  • Llegados a este punto colocad la masa en una bandeja con el fondo untado de aceite de olvida y dejad el recipiente enfriar durante una hora en el frigo. En este punto solo os quedará sacar la masa refrigerada, dar forma a las croquetas con las manos y pasarlas por huevo, pan rallado y harina. ¿Ya? Pues poned el fuego de la sartén a tope con una buena capa de aceite de olvida hirviendo y colocad con suavidad las croquetas.

¡Y ya está! Ya tendréis las croquetas preparadas. Solo os quedará colocarlas en un canasto con papel absorbente y servirlas. ¡Que aprovechen!

Write a comment:

*

Your email address will not be published.